Siete veces siete

sangreyarena


Y ahora, ella. Ella era una hoja con algo importante escrito que vuela en el viento y que cuando estás a punto de alcanzar, vuela más lejos; esa era su diversión. Ella sabía que si el viento la llevaba tan lejos que se extraviara y no conociera el camino de vuelta a casa, todo era cuestión de hacer una llamada y despertaría con la conciencia tranquila y el recuerdo completamente exterminado. Eso es lo que la hacía peligrosa a ella; la particularidad de saber que no hay mañana, porque mañana serás otra persona. ¿Cómo sería tener el mundo entero a tus pies por una noche sabiendo que no hay consecuencias? ¿Qué tal durante semanas o meses? Atravesar el fuego sin saber caminarlo, quemar tu piel y desfigurar tu cuerpo es más sencillo si sabes que en tu armario cuelga una piel nueva, que encima, no recordará tus gritos de agonía cuando el fuego tocaba y arrancaba tu piel para morderte los músculos. Bueno, eso era ella.
—Necesito verte. ¿Dónde estás?
—Dormido.
—Pregunté: ¿dónde?
—No tengo ánimo de verte.
—Ni yo, pero necesito verte.


Descarga

Género: Novela corta | Autor: Oscar Klassen Costo: GRATIS

boton-descargar-libro-digital

boton-descargar-libro-digital1