Los hermanos Karamazov

Los hermanos Karamazov

En Los hermanos Karamazov, última obra y síntesis monumental de su pensamiento y de su arte, desarrolla su íntimo convencimiento de la necesidad de un cambio radical en los destinos sociales y morales de la humanidad. El autor plasma un trágico cuadro de la sociedad de su tiempo y denuncia la corrupción engendrada por el poder del dinero, las pasiones incontroladas, el egoísmo y la ignominia espiritual.
Esta novela —la última obra del gran escritor— expone un cuadro acabado de la sociedad rusa de mediados del siglo XIX. Dostoyevski es el maestro por excelencia en pintar con palabras cómo las personas establecen relaciones perversas, se manipulan y corrompen por dinero, y manifiestan pasiones bestiales. La muerte de Karamazov —un terrateniente cruel y cínico— hace recaer la sospecha sobre dos de sus hijos, que tienen más de un motivo para odiar a su padre. El tercer hijo, Aliosha, bondadoso y puro, está libre de todo cargo y se proyecta hacia el futuro.
En esta novela se resume la preocupación filosófica y religiosa de Dostoyevski: la hermandad universal, la salida de una Rusia “bárbara” y la recuperación de un verdadero sentimiento religioso.

Sobre el autor

Escritor ruso, Fiódor Dostoyevski es considerado como uno de los autores más importantes del siglo XIX, tanto dentro de la literatura rusa como en la universal, gracias a la profundidad psicológica y social de sus novelas.
Nacido en una familia noble, Dostoyevski comenzó su formación en Chermak, aunque tras la muerte de su madre fue enviado a la Escuela de Ingenieros Militares de San Petersburgo, donde trabó contacto con las obras de los grandes narradores clásicos y contemporáneos, con gran influencia del movimiento romántico.
Tras completar sus estudios de Ingeniería y el grado de subteniente en el ejército ruso, Dostoyevski comenzó a trabajar para la Dirección General de Ingenieros, tiempo en el que realizó una traducción de Balzac que le animó a dedicarse por completo a la literatura y solicitar la excedencia de su puesto. En 1845 publicó su primera novela, Pobres gentes, con la que logró un gran éxito de crítica y público que no se vio refrendado en sus siguientes obras, sumiendo al joven autor ruso en una profunda depresión.
En 1849 fue arrestado por su pertenencia al grupo intelectual Círculo Petrashevski por sus ideas liberales y enviado a cumplir una cadena de trabajos forzados en Siberia, tras serle conmutada la pena de muerte. En 1854 se reincorporó forzósamente al ejército como soldado raso y fue destinado a Kazajistán, donde conoció a su futura esposa. Tras la amnistía general de 1857, Dostoyevski recuperó su libertad y sus tierras, volviendo a dedicarse a la literatura.
Contrario al socialismo y ferviente seguidor del cristianismo ortodoxo, su ideología se filtró en libros, como Los demonios o Los hermanos Karamázov, en los que también se asentó su estilo capaz de diseccionar como nadie el fondo del alma humana. Pese a su oposición a las ideas socialistas, fue un firme luchador en contra de la desigualdad social.
Dostoyevski encadenó de nuevo algunas malas críticas y viajó por Europa en busca de inspiración, pero su afición por el juego le llevó a volver a Moscú casi arruinado. El problema del juego fue una de sus peores aficiones, ya que le llevó a la bancarrota en varias ocasiones. En 1865 publicó la que quizá sea su obra más conocida, Crimen y Castigo, publicada por entregas y que le supuso la vuelta a la actualidad literaria. Por desgracia, debía tanto dinero que tuvo que malvender sus derechos y se comprometió a publicar una novela al año con el riesgo de perder todo su patrimonio intelectual si no lo hacía. De esta época habría que destacar su novela, El jugador.
Establecido en Ginebra, Dostoyevski siguió escribiendo obras tan conocidas como El idiota o El mensajero ruso. De nuevo comenzó a viajar por Europa acompañado de su segunda mujer, Anna Snítkina, viviendo con grandes apuros económicos hasta que pudo cobrar algunos derechos tras liquidar gran parte de sus deudas, aunque estas le acompañarían más adelante.
El éxito de Los demonios en 1873 le permitió reeditar gran parte de su obra y conseguir terminar Diario de un escritor y Los hermanos Karamázov, que el propio autor consideró como su obra maestra, pese a que, en esencia, nunca logró terminarla de acuerdo a sus propios esquemas.
En 1881, Dostoyevski murió en San Petersburgo debido a problemas respiratorios agravados por la epilepsia que había sufrido desde su infancia. A su entierro acudieron miles de personas.


Descarga

Género: Novela | Autor: Fiodor Dostoyevski Costo: GRATIS

boton-descargar-libro-digital

boton-descargar-libro-digital1